domingo, 19 de abril de 2009

Panorámicas: la Vida en Cinemascope


El siguiente artículo es una breve introducción a la fotografía panorámica y sus posibilidades para aquellos que nunca se aventuraron a ello o sólo lo probaron alguna vez como mera curiosidad no volviendo sobre el tema.

La foto del río Támesis se obtuvo a partir de 8 fotos independientes realizadas con un zoom 24-70 mm a la distancia focal de 64 mm.

Click para ver en otra ventana a gran tamaño.

Para llevarla a cabo simplemente giré sobre mi mismo cámara en mano hasta cubrir poco más de 180º. Lo ideal es hacerlo con un trípode para hacer todas las tomas a la misma altura manteniendo el horizonte, pero teniendo un poco de cuidado las podemos hacer igualmente teniendo claras las referencias visuales entre cada foto. Sólo hay que tener cuidado de que cada foto contenga una pequeña parte de la anterior con la que el software pueda tomar referencias para el "cosido" de la foto.

La mayoría de las cámaras incluyen algún tipo de software para hacer esto de una manera más o menos automatizada. Personalmente prefiero hacerlo con Photoshop que da margen de maniobra y capacidad de intervenir en el cosido, sobre todo cuando el programa no acaba de encontrar las zonas comunes de dos fotos contiguas.

El otro detalle a tener en cuenta es que todas las fotos deben tener la misma exposición y temperatura de color ya que de lo contrario las zonas de fusión serán más que evidentes por muy bien cosidas que estén. Hay que ajustar antes de empezar y dejar los controles fijos o usar los bloqueos de exposición y enfoque que incluyen la mayoría de las cámaras. Por supuesto se debe enfocar siempre a la misma distancia en todas las fotos. En la medida de lo posible utilizar objetivos que no tengan viñeteado con la finalidad de que la fusión en las esquinas de las fotos sea lo más homogénea posible. Algo fácilmente solucionable evitando usar las aperturas de diafragma extremas.

Hasta aquí están explicados los requisitos mínimos para hacer una panorámica, pocos y sencillos.

Puede resultar interesante todo lo que se puede hacer con este tipo de fotos si uno se sale del camino establecido.

Normalmente la primera imagen que nos viene a la cabeza cuando escuchamos la palabra panorámica es la de una imagen horizontal más alargada de lo acostumbrado. Pero un panorama vertical puede resultar igualmente espectacular. Normalmente la imágenes panorámicas horizontales dan sensación de amplitud mientras que las verticales dan sensación de profundidad.

Durante mucho tiempo ansié tener una cámara Fuji GX617 de formato panorámico con rollos de película de 120mm que obtenía fotogramas de 6X17 cm



No llegué a tenerla. Su precio era prohibitivo y creo que sigue siéndolo, aunque llegué a usarla prestada.

Afortunadamente lo digital deja que saborees experiencias si no iguales al menos parecidas por mucho menos precio.

Esta foto de La Giralda está hecha con una compacta avanzada Canon Powershot G5. Seis fotos tomadas con la cámara en posición horizontal pero cosidas verticalmente. Para los que vivan en Sevilla o conozcan la ciudad les diré que las fotos están tomadas casi desde la puerta de entrada al Patio de Banderas en la Plaza del Triunfo usando la distancia focal de 135 mm con el fin de aminorar el efecto de perspectiva.



De esta foto hice una ampliación de algo más de un metro. La ventaja añadida es que aunque la cámara sea de 5 Mp el archivo final tiene un peso brutal.

Como curiosidad, la foto del Támesis pesa 196 Mb una vez abierta a 8 bits.

Hay dos formas principales de hacer una foto panorámica por este método.

Lo más normal sería hacer esto en una supuesta panorámica de 4 fotos en la que quisiera fotografiar un objeto como el rectángulo.



Es más o menos lo que he hecho en la foto de Támesis, sólo que he seguido tomando fotos hasta hacer una semicircunferencia.

Pero también es posible hacer panorámicas de otras maneras.

Fijaos en la siguiente foto y en cómo obtener diferentes resultados panorámicos dependiendo de cómo fotografíe la locomotora.



En una pequeña excursión encontré esta locomotora abandonada.

Quise hacer una panorámica de las ruedas. Y en vez de hacer las fotos de la manera anteriormente mostrada, lo hice situándome más o menos perpendicularmente a cada rueda y tomando de cada una de ellas una foto de 6 Mp con una EOS 10D tal como muestra el siguiente esquema.



Después del "cosido" y maquillado en Photoshop obtuve una foto, que muestra una visión bastante real, a diferencia de lo que sucede en la foto del Támesis donde a menos que seas un pez o un camaleón no podrías cubrir todo ese campo visual sin girar la cabeza.

Sin embargo la descarté porque había algo que no me acababa de gustar como era el hecho de que las ruedas del otro lado de la locomotora estaban perfectamente ocultas y paralelas a las que tenía delante y acabé trabajando con otras fotos en las que al no ser tan perpendicular la pequeña variación me dejaba entrever entre las ruedas las que había al otro lado. Si fuese la fachada de un edificio sería una foto muy real pero el hecho de tener más de un plano y poder entrever entre las ruedas le quitaba cierta gracia a la foto si bien es algo que pocos observadores de la foto habrían percibido si no fueran avisados del detalle.

Hay mucho maquillaje de Photoshop pero se puede ver el resultado final.



Más aún.

¿Qué sucede si me coloco así con respecto a la locomotora?



Obtendremos un extraño "ojo de pez" porque aparte del efecto curvado hace precisamente lo contrario, acerca el objeto a la cámara.



Y ahora regresemos a la primera foto de la locomotora.



¿Alguien pensó que era la única foto de este post sin trucar?

La solución más abajo



La foto fue tomada aproximadamente en esta posición.



Y tras un paso por el taller de chapa y pintura para quitar los grafittis y un envejecido photoshopero... obtenemos un archivo de más de 40 Mbs de peso abierto en Ps usando una cámara de 6 Mp.




Más entradas que contienen fotos panorámicas en este enlace.


3 comentarios:

alej dijo...

Magnífica introducción a las panorámicas. Yo me voy a Londres en nada y espero aprovechar sustancialmente el conocimiento adquirido en esta entrada, aunque solo tenga un 50mm 1:1.8 :-)

Un saludo

Julio dijo...

Me alegro de que haya sido de tu agrado. También tengo planeado un viaje por esas tierras y aunque con fines diferentes la cámara es la primera cosa que meteré en el equipaje.

Y no te preocupes por tener un sólo objetivo. Recientemente acabo de comprarme un 35 mm y he vuelto a hacer algo que hacía mucho tiempo que no hacía: salir a la calle con un único objetivo.

Un saludo.

Sergio dijo...

Preciosas imagenes de la locomotora (como sabes soy amante de los ferrocarriles)